FUNICE

Uso agrícola de microorganismos beneficiosos en el aspecto de la protección medioambiental En estas condiciones de campo, las plantas interactúan con una diversidad de microorganismos; sin embargo, tanto la agricultura convencional como la orgánica ya han afectado al microbioma del suelo, lo que ha provocado una disminución de la calidad del mismo y del valor nutricional de los cultivos, y ha creado la necesidad de utilizar una serie de productos químicos, como fertilizantes y pesticidas, para evitar la propagación de microbios patógenos no deseados. El proyecto FUNICE se dirige a las comunidades locales que se dedican a la producción ecológica de alimentos y ayudará a optimizar la agricultura orgánica, garantizando la sostenibilidad y una menor concentración de pesticidas utilizados. La escasez de información a los agricultores y la falta de tecnología de aplicación son frecuentes. El desarrollo de los productos microbianos se ve obstaculizado por la falta de comprensión no sólo entre los agricultores, sino también entre los responsables políticos y, a menudo, entre los profesores de las escuelas que educan a los futuros agricultores. La estrategia consiste en salvar la brecha entre la investigación y los agricultores, para integrar los conocimientos académicos en el proceso político desde el principio. La cooperación internacional ayudará a intercambiar experiencias en la resolución de problemas y estimulará la puesta en común de las cepas microbianas que pueden ser importantes en un clima cambiante.



El apoyo de la Comisión Europea a la producción no constituye un respaldo de los contenidos, que reflejan los puntos de vista únicamente de los autores, y la Comisión no se hace responsable del uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo.